Las enfermedades agudas y la Homeopatía. Casos Clínicos

Las enfermedades agudas, son aquellas que se inician con un comienzo relativamente brusco, siguen un curso rápido en ascenso a cotas altas de afectación y remiten también en un tiempo relativamente corto. Lo dicho, acompaña a la levedad o gravedad de las manifestaciones y la enfermedad se puede resolver de forma espontánea, apenas sin ayuda, o hasta con la muerte, o pasando por momentos delicados que se resuelven con éxito tras emplearse a fondo, o con menos éxito, quedando una minusvalía o una enfermedad crónica.
 
Las enfermedades agudas genuinas, son aquellas que ocurren generalmente en individuos con buena o muy aceptable salud previa; pero es frecuente que se produzcan en pacientes con enfermedades crónicas, como una enfermedad aguda, o una agudización en un enfermo crónico, cuya fuerza vital está debilitada en su mecanismo de defensa. 
 
Algunos casos:
 
Varón d e 22 años, que en una fiesta celebrada la noche anterior, se excede en las bebidas alcohólicas, sintiendo a la mañana siguiente, fuerte cefalea, mareo, estado nauseoso y gran postración. En dos o tres horas sale de este estado tomando dos dosis de cuatro gránulos de Nux Vomica 30CH, separadas por una hora.
 
Familia de 4 personas, con gastroenteritis aguda tres de ellas y la otra sin síntomas, que aistieron  a un convite de bodas la tarde anterior y la madrugada siguiente comenzaron con vómitos y diarreas y acentuada postración. Uno de ellos no ingirió uno de los platos, un guiso de carne, y no tuvo síntomas . Como alguno de los afectados en esa familia se trataba con homeopáticos , la madre consultó por teléfono y tras valorarlos a domicilio de  inmediato, se les  prescribió,además de la ingesta hidroelectrolítica, Arsenicum  Album a la 15 CH, para repetir  4 gránulos cada hora hasta franca mejoría. Antes de llegar a la 4ª dosis, habían remitido los síntomas de los afectados, por lo que las tomas se espaciaron prudencialmente en un par de días más. Se supo, que acudieron a las urgencias hospitalarias  muchos de  los invitados  a aquella boda , algunos de ellos precisaron ingreso hospitalario.
 
Mujer de 68 años, inicia cuadro catarral con tos pertinaz de tipo traqueal o “perruna”. Le ponen tratamiento  , antitusígeno y mucolítico, sin mejoría alguna en unos días, peor de noche. Se calma un poco al beber líquidos calientes; pero después sigue esa tos. Prescribe el médico homeópata, Spongia tosta  9 CH, cuatro gránulos tres veces al día y en 48 horas ha remitido la tos y el cuadro catarral prácticamente.
 
Varón de 45 años, tras unos días de viaje y vida algo desordenada, comienza con síntomas de cistitis, con acentuada polaquiuria y tenesmo, con orina que siente pasar como el fuego, lo que  va a más en las primeras 48 horas, pese a un antibiótico y un espasmolítico. Consulta por ello y se le prescribe Cantharis 30 CH, que repetirá horas más tarde según los síntomas. Sin embargo mejora mucho con la 1ª dosis de 4 gránulos y no continúa tomando más. Al día siguiente ha remitido la sintomatología por completo.